Se amplía el mercado de adquirencia

La llegada de la compañía estadounidense Worldpay a la Argentina busca simplificar el cobro de ventas internacionales para pequeños comerciantes.

 

Desde 2019, existe en el país la multiadquirencia, es decir, la posibilidad para los comercios de cobrar con cualquier tarjeta, sin importar la empresa de procesamiento de pagos contratada. De esa manera se abre el juego para que las entidades encargadas de validar los pagos con tarjetas de crédito y débito, llamadas adquirentes, compitan para ofrecerles a los comerciantes la posibilidad de operar con todos los plásticos.

 

Nuevos jugadores

 

El mercado no para de crecer y suma jugadores a nivel local. La adquirente estadounidense Worldpay acaba de aterrizar en la Argentina con sus licencias de Visa y Mastercard. Su llegada abrirá la puerta para que otros competidores lleguen al país y le disputará la primacía a players como Prisma.

Worldpay procesa millones de transacciones al año en 146 países y ofrece más de 300 tipos de pago en 126 monedas. Busca simplificar el cobro de ventas internacionales, solución que comercializará en el país. 

La empresa forma parte del grupo FIS, proveedor global de soluciones tecnológicas para comerciantes, bancos y empresas de mercado de capitales, que emplea a más de 55.000 personas en todo el mundo y tiene sede central en Jacksonville, Florida.

 

El crecimiento del comercio electrónico, el principal driver

 

Aunque el efectivo todavía tiene un rol preponderante en la sociedad argentina, los pagos electrónicos ganan cada vez más espacio. La tendencia venía en alza desde antes de la pandemia, pero se aceleró en la cuarentena con el mayor desarrollo de herramientas que permiten transacciones en línea, como los códigos QR y las tarjetas contactless

Casi 37 millones de argentinos utilizan dinero electrónico, un 20% más que en 2019, según un informe de Red Link. Y de acuerdo a una encuesta de Kantar, siete de cada diez usuarios continuarán realizando pagos electrónicos una vez finalizado el aislamiento, por practicidad y la menor exposición a la COVID-19. 

La rápida expansión de la digitalización y la globalización del comercio online, impulsadas por la pandemia, pusieron de manifiesto la necesidad de los comerciantes de operar a escala mundial.

Según las proyecciones de Worldpay, el comercio electrónico en la Argentina moverá más de 19.000 millones de dólares en 2022. Con esta expansión, la empresa prevé ampliar su presencia en el mercado regional. 

“Es un buen momento para ingresar a la Argentina, donde el e-commerce crece a un ritmo mayor que en otros países y se espera que se duplique en 2023”, sostiene Juan D’Antiochia, gerente general de Worldpay from FIS para América Latina. 

Según D’Antiochia, el procesamiento de pagos con tarjetas permite que los comerciantes accedan a un amplio conjunto de productos y servicios online. “Los ayudamos a utilizar la tecnología de manera innovadora para resolver desafíos críticos para sus negocios y así brindar una experiencia superior”, agrega.

Share Button