Se expanden los seguros para deportes de riesgo

Los deportes extremos ganan cada vez más adeptos. El mercado asegurador desarrolló coberturas para este sector.

Disciplinas como el parapente, salto en paracaídas, ala delta, buceo, rappel, escalada en roca, mushing (carrera de trineos tirados por perros), motociclismo, ciclismo de montaña, vela, esquí, skysurfing y snowboarding se transformaron en una forma de vida para muchos que persiguen emociones más intensas que las que pueden proveer actividades más tradicionales como el tenis, el fútbol, el ciclismo, la natación o el básquetbol.

Las empresas escucharon la demanda y algunas de ellas fueron pioneras a la hora de ofertar pólizas para los cultores de estas actividades deportivas.

“En el 2013, cuando lanzamos AllSport, nuestro primer seguro ideado para el deportista, ya habíamos detectado los nichos de mercado que se encontraban sin ningún ofrecimiento”, comentó Daniel Mejorada, gerente comercial de Previnca Seguros.

“Con el tiempo, los análisis de mercado y la información estadística nos permitieron seguir en la línea de incorporar nuevos productos y alternativas para las diferentes actividades y los riesgos a los que los deportistas se encuentran expuestos, llevándonos hasta la oportunidad de asegurar deportes extremos”, explicó Mejorada.

Esa compañía diseñó All Sport + Xtreme, una cobertura destinada a deportistas para amparar los riesgos de accidentes que ocurran durante la práctica, entrenamiento o competencias extremas.

 

Demanda creciente

Por su parte, Mapfre tiene en su cartera de productos el seguro AP Deportivo, que contempla casi un centenar de prácticas deportivas, desde las más habituales hasta aquellas definidas como extremas.

Mapfre contempla seguros individuales o grupales, contratados ya sea por una persona que desea protección o por organizadores de competiciones o actividades de riesgo que buscan asegurar a los participantes.

Los seguros para deportistas extremos fueron incrementándose paulatinamente, aunque no se trata de un fenómeno sostenido en el tiempo.

“Cuando lanzamos el producto, sobre finales de 2016, hemos tenido una demanda muy marcada debido a la falta de ofertas en los riesgos cubiertos, la cual ha sido creciente, aunque con un ritmo desacelerado por la falta de conciencia aseguradora”, señaló Daniel Mejorada.

“Quienes lo observaron como un gran beneficio, lo contrataron inmediatamente y aún lo siguen manteniendo, mientras que la gran mayoría, por lo mencionado en cuanto a conciencia, le restan valor como a tantos otros riesgos y coberturas asegurativas”, sostuvo Mejorada.

Dentro de accidentes personales

Insertas en el rubro de accidentes personales, estas pólizas contemplan la asistencia al asegurado que sufre las consecuencias de un accidente producido durante el entrenamiento o durante la participación en una actividad deportiva.

En esta línea, desde Previnca Salud indicaron: “El producto ofrece coberturas por intervenciones quirúrgicas traumatológicas, prótesis traumatológicas y ortopédicas, ortesis y ortopedia, reintegro de gastos médicos y farmacéuticos, invalidez total o parcial permanente por accidente y muerte por accidente”.

Además, como beneficio adicional, esta aseguradora incluye consultas médicas online a través de videollamada durante las 24 horas los 365 días del año, y asistencia psicológica y nutricional telefónica.

 

Cercanía mediante auspicios

Otra de las empresas que ofrece este tipo de productos es El Instituto Asegurador Mercantil. Tiene en cartera el seguro para deportistas, pensado para acompañar a las personas ante la eventualidad de un accidente derivado de la actividad practicada.

Si bien está basado en disciplinas más tradicionales, incluye en sus beneficios prestaciones que alcanzan a los seguros para prácticas extremas: asistencia médica en casos de emergencia, invalidez parcial, fallecimiento, incapacidad total y parcial permanente, renta diaria por accidente y sepelios.

Una estrategia de estar cerca del mercado es la que tomó Río Uruguay Seguros, que mantiene fuertes lazos con el deporte. Auspiciante de equipos de fútbol, vóleibol, polo, rugby y hockey, tenistas, autos de carrera y varias disciplinas olímpicas, también brinda protección a una gran variedad de prácticas como escalada deportiva, expedición, rappel y trekking en alta montaña. También para deportes acuáticos y en altura como gimnasia con telas, trapecio y cuerda lisa, karting, motociclismo y automovilismo.