Seguros de caución en la nueva ley de alquileres

La sanción de la nueva norma disparó la demanda de estas pólizas. Sus beneficios y los requisitos que las aseguradoras piden en su contratación.

La sanción de la nueva ley de alquileres en julio trajo consigo varios cambios. Uno de ellos fue la inclusión de los seguros de caución como garantías de los contratos en alquiler.

A raíz de la nueva disposición, se registró un incremento de hasta el 55% de la demanda de estas pólizas. Para los próximos meses, se espera otro aumento en la medida en que se reactive el mercado inmobiliario.

La norma establece que, en caso de ser solicitadas, el inquilino debe presentarle al propietario dos garantías. Además de la posibilidad de ofrecer un seguro de caución, existen otras alternativas, como un título de propiedad de un inmueble, un aval bancario, una fianza o una garantía o un certificado de ingresos.

Roberto Saba, presidente de la Asociación Argentina de Productores Asesores de Seguros (AAPAS), consideró: “Todavía es pronto para hacer proyecciones”. Sin embargo, aseguró que ya se observa una suba de la contratación de estas coberturas, de aproximadamente el 40%.

“El mercado inmobiliario está bastante frenado. En cuanto empiece a haber más movimiento y se cierren más operaciones, esperamos que se concrete un mayor número de ventas de pólizas”, analizó.

Crece la aceptación

Para Saba, el seguro de caución es una buena herramienta de respaldo. “Hasta la aprobación de la ley no se lo consideraba una opción. Ahora, muchas inmobiliarias e inquilinos prefieren esta alternativa por sobre otras”, afirmó.

“Funciona como otros seguros. Cuando se decide ejecutarlo, se determina el siniestro y se abona la indemnización correspondiente. Esta es la gran fortaleza que tiene el uso de estas pólizas versus el empleo de un garante, con el cual pueden surgir acontecimientos inesperados. Con los seguros de caución, no hay imprevisibilidad”, explicó.

Algunas aseguradoras piden requisitos para la contratación de estas pólizas. Entre las exigencias más pedidas para las residencias se destacan la acreditación de antigüedad en un trabajo en relación de dependencia y que el ingreso familiar no supere el 30% del valor mensual del alquiler. A las empresas se les analiza su situación patrimonial, entre otros aspectos.

Crédito y Caución S. A., una compañía dedicada especialmente a la venta de seguros de caución, pide estos mismos requisitos. Pero además acepta a monotributistas y responsables inscriptos. En estos casos les solicita documentación que certifique sus ingresos y una situación adecuada en el Veraz. Sólo comercializa coberturas para alquileres de viviendas.

La prima básica incluye resarcimiento por alquiler impago y ocupación indebida, con un costo que ronda los dos meses de alquiler para un contrato de tres años. “La más completa incluye expensas y servicios. En este caso el valor asciende a un poco más de dos meses de alquiler”, detalló Gonzalo Córdoba, jefe comercial de la firma.

Tradicionalmente, nos enfocamos en el target corporativo. Con la nueva ley se abre la posibilidad de explorar un negocio que, en cambio, apunta al usuario en particular”, describió. E indicó que desde su sanción aumentó entre un 45% y un 55% la demanda de esta rama.

Share Button