Seguros locales para ciberataques

Las aseguradoras proponen coberturas contra delitos informáticos ante la mayor digitalización de tareas y el teletrabajo. 

 

Las aseguradoras locales ofrecen productos que resguardan del aumento de los ciberataques. Es que las medidas de aislamiento por la pandemia del coronavirus aceleraron la digitalización de procesos e impulsaron el teletrabajo. Y esa masificación de las operaciones online , que se vio en el afianzamiento del home-office y el aumento de las compras virtuales, también hizo crecer el número de ciberdelitos

Los ataques se concentran tanto en los equipos y las redes de las organizaciones como en los dispositivos personales de sus colaboradores, ya sean celulares, tablets o computadoras. Los más frecuentes son el robo de datos e identidad, el phishing estafas a través de emails y redes sociales, entre otras plataformas, las extorsiones online, la interrupción de la red, la violación de la integridad de la información y la divulgación de acontecimientos privados, incluyendo material como imágenes o datos íntimos.

La tendencia es global y la Argentina no es la excepción. Según el estudio Allianz Risk Barometer, elaborado por Allianz Global Corporate & Specialty, los delitos informáticos encabezan el ranking de los riesgos más temidos por las empresas a nivel mundial. Estadísticamente se registró que desde febrero hasta finales de abril las amenazas dirigidas al sector financiero se incrementaron un 238%, según datos de VMware Carbon Black.

 

Un mercado en alza 

La mayor exposición a este tipo de riesgos condujo a la industria aseguradora a idear coberturas contra estos siniestros. Pese a que las pólizas aún son incipientes en el mercado local, son cada vez más demandadas por compañías que buscan protegerse

Entre ellas se encuentra la que ofrece Meridional Seguros como seguro de Grandes Riesgos. Desde la firma comentan que el producto fue aprobado por la Superintendencia de Seguros de la Nación (SSN), lo que le permite tomar como clientes a empresas de cualquier magnitud e industria que quieran resguardar datos sensibles, siempre y cuando cumplan con ciertos requisitos de seguridad mínimos.

La cobertura incluye gastos de defensa civil y por investigación regulatoria, demandas de terceros cuando los datos son divulgados a causa de fraude interno en manos de un empleado, error, omisión, negligencia o hackeo y gestión de incidentes tales como investigaciones, sanciones y restitución de la imagen personal, sociedad y datos electrónicos. 

Otra de las coberturas de este tipo es la que lanzó Sura en la región. Su póliza de Riesgos Cibernéticos que ofrece al segmento corporativo y a particulares una cobertura 24/7, junto con asistencia remota y presencial, soporte técnico y apoyo en caso de siniestros. Durante el aislamiento, tuvo un incremento de la demanda del 200%. 

Juan Ramallo, gerente de Líneas Comerciales y Segmento Corporativo, describió: “Abarca la recuperación de información digital, la extorsión cibernética, las transacciones bancarias fraudulentas, los gastos para proteger la reputación y otros vinculados a cuestiones judiciales. También, incluye los daños a terceros, como la responsabilidad por violación de información confidencial o datos personales, la responsabilidad por software malicioso o virus informático y el manejo de crisis. A las compañías, también les cubre la interrupción de la actividad empresarial”.

Share Button