Seguros para equipos tecnológicos: el mercado luego de la COVID-19

Las aseguradoras lanzan nuevas coberturas en un mercado laboral que debió adoptar el teletrabajo por las medidas frente a la COVID-19. 

 

Por el teletrabajo debido a la cuarentena, los teléfonos celulares, las computadoras portátiles, tablets y otros equipos tecnológicos se volvieron objetos imprescindibles para seguir desarrollando las tareas laborales de forma remota. 

De esta manera se convirtieron en un capital esencial para empresas y trabajadores y, como tales, demandan un seguro para estar protegidos.

 

Tipos de coberturas

Santiago Estrada, cofundador de WeCover, insurtech que ofrece seguros on demand (es decir, por uso) reflexionó: “Nos dimos cuenta de que las coberturas de seguros tradicionales no satisfacían las necesidades de muchos usuarios, propietarios de un capital desatendido por el mercado”. De esta manera, su empresa ofrece la contratación de pólizas por el tiempo que se desee para computadoras portátiles, teléfonos celulares y tablets, entre otros artículos.

Y amplió: 

Durante el aislamiento subió un 40% la demanda de estas coberturas por parte de los mismos empleados, es decir, particulares, que deciden asegurar sus bienes personales. El 95% de las altas son relativas a celulares”. Por ejemplo, para un teléfono con un valor promedio de 40.000 pesos, asegurarlo al 90% cuesta aproximadamente 470 pesos por mes o 76 pesos por día. Cubre robo y rotura de pantalla.

En tanto, Sura posee una rama dedicada a artefactos electrónicos en su portafolios de seguros para empresas, con un límite máximo a asegurar de un millón de pesos y 30.000 pesos por equipo móvil; y de un millón de pesos y 150.000 pesos por equipo fijo. “En los últimos meses, la demanda de estas coberturas subió un 15%, especialmente por parte de grandes compañías que debieron darle a sus colaboradores los equipos para que prosigan sus operaciones desde sus casas”, indicaron desde la aseguradora. 

Por su parte, Sancor Seguros creó Home-office, un producto diseñado para otorgar una protección integral, tanto a individuos como a empresas, ante esta modalidad laboral que creció a partir del confinamiento. 

“Colocamos al usuario en el centro de la escena y, atentos a sus demandas, creamos esta novedosa alternativa. El objetivo es dar respuesta a las necesidades de protección que se presentan en este complejo contexto, respaldados por coberturas y beneficios adicionales de suma utilidad”, explicaron.

Share Button