Seguros para mujeres

Desde productos específicamente diseñados hasta la incorporación de la mujer como productora de seguros, por un lado, y como receptora de la oferta de coberturas, por el otro, las compañías asimilan el nuevo contexto donde la equidad de género aparece como un lineamiento a seguir también por esta industria.

 

En el marco de una mayor presencia del rol de la mujer como tomadora de decisiones a nivel familiar, y de las necesidades específicas de género que van tomando mayor carácter público, la industria del seguro viene desarrollando y enriqueciendo no sólo los productos destinados a este segmento, sino también la comunicación corporativa, entendiendo a la mujer como una importante receptora de las propuestas destinadas a la prevención y previsión de proyectos familiares que puedan surgir en un mediano o largo plazo. Por otro lado, el fortalecimiento de la formación de productoras de seguros enriquece este lazo comunicativo.

Desde esta nueva visión, las empresas consultadas mostraron a NBS Bancos y Seguros cómo trabajan en el tema, y la perspectiva de un mayor involucramiento de la mujer en esta industria.

 

Complemento para la salud

 

Cynthia Lorena Becker, responsable de Agencia Virtual de Río Uruguay Seguros, comentó sobre la póliza diseñada en torno a cuestiones de salud típicamente femeninas llamada RUS Salud Fem. “Se trata de una cobertura que cubre intervenciones quirúrgicas en el aparato reproductor femenino, obstétricas, como por ejemplo parto y cesárea, mamas y sistema endocrino, o infarto agudo de miocardio y cáncer en los órganos femeninos”, sostuvo. Estos productos ofrecen, además, beneficios adicionales que apuntan a la prevención de enfermedades, como asistencia médica, exámenes complementarios y medicación.

Becker agregó que la cobertura está diseñada para que sea de sencilla contratación con un procedimiento expeditivo en la emisión de la póliza. “Esto posibilita que la persona interesada en adquirirla acceda de forma muy simple y ágil. Pensamos en la protección de género basándonos en las características fisiológicas que las hacen distintas, sin perder de vista que nos interesa apuntar al cuidado de la salud desde la prevención a través de los estudios de diagnóstico”, sumó.

Por su parte Gabriela Marchisio, gerente de Seguros de Personas de Sancor Seguros y gerente de Prevención Retiro, contó sobre el producto también asociado a patologías de índole femenina, donde la póliza sería de carácter indemnizatorio, no prestacional. “Esto permite que la persona cuente con un adicional necesario frente al diagnóstico de enfermedades propias de la mujer como el cáncer de mamas, ovarios, útero, que es fundamental como complemento a cualquier seguro de salud, dado que se trata de situaciones que requieren gastos extras no sólo para el tratamiento sino para cuestiones adyacentes como la necesidad de pagar a alguien que esté al cuidado de los hijos, o cualquier gasto extra de dinero”, explicó.

Y agrega que el otorgamiento de la cobertura no pretende obtener declaraciones sobre en qué fue gastado el dinero, porque se trata de una indemnización frente al diagnóstico. “También reconoce un valor para la parte preventiva, con la posibilidad de reintegro sobre aquellos estudios preventivos como mamografías Papanicolau”, sumó.

 

Incorporar a la mujer en la industria del seguro

 

En vistas a una mayor participación de la mujer en esta industria, las compañías se encuentran desarrollando diferentes experiencias. Nieves Ferretti, gerente comercial del Canal PAS de CNP, destacó: “Además de contar con la cobertura específica para la mujer asociada con las patologías femeninas, un importante objetivo comercial que tenemos para este año es armar un grupo de mujeres productoras que se acerquen a la actividad de vender seguros. Queremos acompañarlas en esta carrera y armar un grupo de líderes como productoras para trabajar con los productos de nuestra empresa, donde ya más del 50% de los empleados son mujeres y aproximadamente tres de cada cinco cargos directivos están desempeñados por mujeres, empezando por nuestra gerente general, lo que habla de una compañía que busca la equidad, y es ese espíritu el que queremos que se traslade al canal de productores”.

De esta manera, la compañía busca darle apoyo a las mujeres que en muchas ocasiones pueden tener otra llegada a las mujeres clientes, informándoles sobre las posibilidades de obtener una póliza, “o simplemente para que se sientan más cómodas hablando algunos temas con personas de mismo género”. Así, según Ferreti, las cinco mejores en cantidad de ventas son productoras mujeres.

“Esto no es en detrimento de los productores hombres sino que simplemente se trata de empoderar a las mujeres que en algunas ocasiones no se sienten escuchadas por las compañías. Al buscar una relación más de largo plazo con nuestros productores, queremos probar y darle una entidad especial a esto. Y es en esta línea de crecer –pero de manera sustentable– que logramos tener un ratio de caída de póliza muy bajo”, consideró.

Por su parte Marchisio comentó que los productos diseñados específicamente para la mujer provienen originalmente del Plan Familia, donde comenzó a observarse la necesidad de desarrollar un producto específico para las mujeres que en ocasiones requieren coberturas más puntuales sin pretender contar con un producto más amplio. Por eso, hace más de diez años se diseñó Segura Mujer.

Asimismo, la ejecutiva explicó la necesidad de reforzar la comunicación destinada a este segmento: “Vemos en la mujer un perfil más abierto en cuanto a protección y previsión en un mediano y largo plazo. Detectamos que, en general, la mujer piensa más en lo que concierne a la protección familiar o a proyectos a futuro, tanto de retiro como la concreción de objetivos familiares”. Por eso, a partir del lanzamiento hace dos años del seguro de Vida con capitalización, Marchisio sostuvo que la compañía apunta a tratar desde la comunicación a la mujer como un segmento específico, entendiéndola como una figura central en la toma de decisiones para seguros donde esté involucrada la protección y prevención. “Esto puede ser primordial para aquellas mujeres que son sostén de la familia, o sean independientes con hijos a cargo”, señaló.

En este sentido Becker también remarcó: “La comunidad de nuestra empresa está integrada por muchas mujeres, tanto socias como empleadas y productoras asesoras, por lo que sus necesidades y el rol que ellas ocupan, en el trabajo y en la vida, están presentes en la cotidianidad de la compañía. Es en este sentido que repensamos los servicios que pueden tener particularidades para rediseñar y adaptarlos al público femenino”.

 

Balance y perspectiva

 

En este punto Becker remarcó que desde el lanzamiento de RUS Salud Fem, la respuesta ha sido excelente, con resultados sorprendentes y una siniestralidad que se encuentra dentro de los parámetros normales estimados para este producto. “Por eso seguimos evaluando la necesidad del colectivo femenino para diseñar nuevos servicios y prestaciones exclusivas para ellas. Esto se observa en el continuo y firme crecimiento que se viene dando en los últimos años de RUS en coberturas vinculadas a personas como Salud, Vida, Accidentes Personales, y a patrimoniales como Combinado Familiar, Integral de Comercio, entre otros”, expresó. Esto, según Becker, habla de un logro comercial y ratifica el compromiso de la aseguradora frente a la sociedad, pensando en el género femenino en toda su complejidad y dimensión con servicios a su medida. “Para ello la comercialización la llevamos adelante a través de nuestra importante red de más de 5.000 productores junto con las unidades de negocios y oficinas comerciales distribuidas en todo el país”, detalló.

Por su parte, Marchisio afirmó que la compañía tuvo una respuesta positiva, teniendo en cuenta que mucha gente no conoce este tipo de coberturas de salud tan específicas o piensa que reemplaza a la prepaga. “Estamos tratando de que se conozca el producto, que se sepa además que son muy accesibles, lo que hace que por una suma insignificante hoy se pueda tener una protección extra a la cobertura tradicional que uno tiene. Venimos muy contentos con la repercusión que va teniendo, ya sea a través de productores o por call”, sintentizó sobre el trabajo que normalmente se hace con productores y asesores. “Por otro lado presentan una siniestralidad normal, por lo general los seguros de personas son muy nobles en ese sentido. Claramente tratamos de hacer una venta por volumen, si es muy acotada la siniestralidad pasa a ser más alta. Se trata de que estos productos estén colocados en mucha gente para así disminuir riesgos”.

Sobre las ventajas de este tipo de productos, Ferretti explicó que el contexto presenta un marco positivo para generar más posibilidades para que las mujeres puedan tomar decisiones sobre una previsión personal o familiar. “Antes era impensado que un ama de casa pudiera tomar ella un seguro de vida, y hoy puede hacerlo a través de nuestra compañía. Hay muchos casos donde quizá el marido trae el dinero a la familia y sin ser ella fuente de ingresos puede asegurarse hasta un millón de pesos”.

Lo mismo pasa en casos de estudiantes, en los que la compañía nota que muchas vienen del interior a estudiar a Buenos Aires y quieren planificar su futuro, construir una suma asegurada y juntar un capital para el día de mañana. “También a esas estudiantes podemos darles una cobertura similar. En ambos casos, sin ser ellas la fuente de ingresos, pueden acceder a una cobertura y obtenerla a título personal”, describió. Así, la ejecutiva concluyó y dijo: “Tratamos de acompañar a aquellas necesidades que surgen en un nuevo contexto de la participación de la mujer en lo laboral, personal y familiar”.

Share Button