Soluciones innovadoras para mantener una compañía joven

Gustavo Krieger, presidente de Afianzadora

Afianzadora-Gustavo-01

Todo lo que se haga para que una organización crezca ayuda, de forma directa o indirecta, a aumentar su prestigio. Estamos trabajando para convertirnos en una compañía que perdure en el tiempo con éxito.

 

Para esto, desarrollamos un plan con dos pilares fundamentales: por un lado, un avance tecnológico revolucionario y, por otro, un cambio generacional en nuestros recursos humanos, para lograr ser una empresa más joven. Queremos dar lugar a la juventud, porque creemos que pueden resolver temas de otra manera, con otra visión y otros códigos, que permitirán alcanzar una nueva dimensión en el trabajo en equipo.

Hace dos años comenzamos con este programa. Primero iniciamos un cambio tecnológico, que es mucho más que una modernización de las herramientas de la empresa, es una revolución. No estamos buscando lo mismo pero más moderno, buscamos soluciones innovadoras. Al mismo tiempo, incorporamos nuevos recursos humanos, especialmente profesionales “sub 30”.

El primer año pagamos un precio muy alto: teníamos una compañía extremadamente juvenil y no alcanzamos los resultados que esperábamos. Pero un año después, comenzó a producirse un cambio fenomenal en la actitud, en la creatividad de nuestro personal, que se evidenció en un enorme crecimiento de la confianza individual. Con todo esto, la compañía empezó a transformarse a partir de ideas y soluciones nuevas.

La estructura tradicional de la empresa, verticalista y jerárquica, ha comenzado a cambiar: la pirámide se ha ido achatando y vamos hacia una compañía más horizontal, donde las decisiones se toman cada vez desde más abajo. Los resultados están a la vista: en el último balance de la Superintendencia de Seguros, que cerró el 30 de junio, nuestra empresa tuvo su mejor año, tanto en ventas, como en resultados financieros y utilidades. Es el mejor balance en la historia de la compañía, lo que demuestra que el cambio generacional que iniciamos es una política que da frutos.

Esto nos impulsa a seguir trabajando en los sectores más jóvenes, a profundizar la capacitación de nuestros recursos. Hemos enviado personas de nuestra empresa a capacitarse al exterior, al tiempo que hemos recibido personal del exterior que vino a capacitarse con nosotros.

Nuestro objetivo es encontrar la fórmula para mantener a la compañía joven siempre. Para esto hay que procurar producir cada tanto una revolución integral, tener presente que no hay personas intocables y hacer que los mitos de la empresa sean ideas que se construirán en el futuro.

No estamos corriendo una carrera de 100 metros. Este desafío es como una maratón, donde la juventud y la innovación son como el oxígeno que nos permitirán alcanzar la meta. Quiero decir: no buscamos que la compañía tenga un éxito efímero, sino que apostamos a que se convierta en una empresa con vigencia permanente. Ese, en resumen, es nuestro objetivo estratégico. Para alcanzarlo, cambiamos el paradigma del concepto de beneficio de la empresa exclusivamente para sus accionistas, para buscar el rol social que persigue el fin de colaborar en la sociedad.

Hemos transformado entonces nuestro horizonte y elevamos la mirada por encima de los resultados económicos para buscar un fin moral. Es cierto que si no tenemos dinero, no podremos hacerlo. Pero nuestra visión está puesta en extender estos beneficios a toda la sociedad. Buscamos ser una organización de servicio. En todo esto, por encima de todo ponemos a las personas.

Ante la inevitabilidad de la tecnología, buscamos poder ofrecer la mejor del mercado. En este sentido, estamos trabajando para crear una empresa sin papeles, que pueda emitir nuestros productos de forma electrónica. Creemos firmemente que es una manera más transparente, más limpia, más eficiente y verde de desarrollar nuestra tarea.

Todas estas estrategias son bien recibidas por nuestros productores. Nuestra manera de dimensionar este impacto surge a partir de las consultas y comentarios que nos llegan en nuestra página web. Notamos que los productores se sienten cerca de la empresa.

Seguiremos trabajando para profundizar los cambios en nuestra estructura. Buscamos achatar aún más la pirámide, para lograr una empresa flat, donde la toma de decisiones se dé de forma horizontal; de manera que cuando un cliente se comunique con nosotros para plantear cualquier problema por cualquier vía, que encuentre en ese contacto una forma de resolverlo. Todo esto en un escenario que, en hechos objetivos y sin hacer evaluaciones políticas, en lo que a seguros de fianza se refiere, se perfila un panorama que, en cuanto se ordene, será de un beneficio para todos. Ya hay datos que permiten ser optimistas: anuncios del Gobierno en materia de obra pública y apertura en el comercio exterior, ambos claves en el desarrollo de nuestro negocio.

Share Button