Sustentabilidad en la estrategia de las compañías

Por Lucas Utrera, director de sustentabilidad en SMS

Es unánime el consenso a sumar la sustentabilidad a las estrategias de negocios, sin embargo, en la práctica, temas como el cambio climático y la economía circular son apenas abordados.

La firma SMS Buenos Aires junto al Instituto de Gobernanza Empresarial y Pública (IGEP) realizaron un relevamiento entre casi un centenar de ejecutivos de diferentes empresas del país sobre cómo se implementan los distintos temas sustentables.

De acuerdo con el informe, el tema más abordado en las reuniones de directorio fue “estándares laborales, bienestar y seguridad de los empleados”. Luego siguió “protección de datos y seguridad de la información”. Los temas de gestión ambiental responsable (agua, residuos, biodiversidad) fueron mencionados apenas en un porcentaje del 13,6%.

 

Percepción de una gestión sustentable

Para más del 75% de los consultados, una gestión empresarial sustentable significa una visión integral de la gestión, con un desempeño de la compañía en torno a aspectos económicos, sociales y ambientales. Al mismo tiempo, un tercio de las empresas considera que una gestión sustentable contribuye al aumento de la reputación y del valor intangible de la marca.

Asimismo, el 16% considera que debería generarse información confiable sobre el desempeño social y ambiental de la compañía.

No obstante lo cual, en la práctica los temas ambientales no están entre los más abordados.

Santiago Gallichio, presidente del Instituto de Gobernanza Empresarial y Pública (IGEP), manifestó: “Consideramos que los resultados obtenidos reflejan el mismo estado de opinión de los directores que percibimos en nuestra asociación. Se aprecia una menor relevancia del cambio climático y la sustentabilidad ambiental que en otros países con mayores desarrollos en gobierno corporativo, pero una mayor relevancia de temas de los recursos humanos. Esto nos advierte que los empleados están entre los stakeholders más visibilizados en la mente de los directores, seguramente producto de un país con fuerte peso sindical y regulatorio en esta materia”.

Y finalizó: “Nuestra principal conclusión es que las amenazas regulatorias están orientando la agenda de los directorios en la Argentina, aunque no son tanto el producto de una agenda pública coordinada”.

 

Continuar leyendo la nota completa aquí.