Tarjetas biodegradables

La entidad española CaixaBank lanzará en septiembre sus primeras tarjetas biodegradables.

La llegada al mercado de este producto supone un importante avance de un plan que ha sido diseñado para reducir el impacto medioambiental.

Las tarjetas estarán fabricadas por un material compuesto por ácido poliláctico, un bioplástico que se obtiene a partir de almidón de maíz. El resto de componentes de la tarjeta son biomasa.

Como resultado, se obtiene una tarjeta más ecológica que el plástico tradicional.

Además de ser biodegradables, las nuevas tarjetas tienen un proceso de fabricación diferente, con lo que, al mismo tiempo reducen a la mitad la huella de carbono.

Share Button