Tecnología al servicio de la lucha contra el delito

Rastreo vehicular y videovigilancia

camara

Las empresas de seguridad están enfocando sus recursos en el desarrollo de tecnologías que permitan controlar la seguridad de las flotas de transporte de cargas y los autos de alta gama. La piratería del asfalto y el auge de los desarmaderos son los temas que más preocupan al sector.

Las compañías dedicadas al diseño de sistemas de seguridad juegan una carrera incansable contra el delito, que va cambiando de forma y de geografías. Para ello, apelan en forma creciente a las nuevas tecnologías a fin de prevenirlo o mejorar la probabilidad de desarticularlo una vez que se concreta.

En la actualidad, la piratería del asfalto y el auge de los desarmaderos son los temas que más preocupan al sector.

Rodolfo Grajales, gerente comercial de American Tracer, puntualizó que, en el caso de los autos, esto tiene que ver con que “los repuestos tienen gran valor de reventa en el mercado. Pueden alcanzar valores de hasta 200 mil pesos. La devaluación y la escasez de repuestos y autopartes originales han motivado el resurgimiento de desarmaderos, tal como ocurrió en los años 2002 y 2003”.

El ejecutivo señaló que el robo de automóviles tuvo un ascenso desde noviembre del año pasado hasta abril del 2016 y luego se mantuvo estable.

Asimismo, se han incrementado los casos vinculados a la piratería del asfalto que, de acuerdo a Grajales, “migraron su accionar a la zona de La Matanza y parte de Capital Federal, en zonas cercanas a la Autopista Riccheri, que es una vía de escape más rápida”.

“También suelen darse muchos casos en Zárate, Campana y Córdoba, mayormente robos de mercadería. Las zonas donde se registran los siniestros van migrando en la medida en que son atacadas por las fiscalías temáticas”, agregó.

Rodrigo Pita González, gerente comercial de Pointer Argentina, indicó por su parte que “se están ampliando las zonas en las que se registran siniestros. Habitualmente, sucedían en el primer cordón del conurbano bonaerense y saliendo de la Capital Federal. Actualmente, estamos viendo más delitos superando los 200 kilómetros, en vehículos que ya están en ruta. En lo que va del año los índices se mantienen estables, pero meses atrás hubo un crecimiento de la piratería del asfalto, sobre todo hacia fines del año pasado, impactado por las elecciones y las fiestas. Los rubros más afectados son alimentos, electrónica y bebidas y, en menor medida, zapatillas e indumentaria”.

En sintonía con sus colegas, Gabriel Mysler, gerente general de Ituran, detalló que en el segmento de los privados el delito se mantuvo estable y, aunque no ha crecido, hubo una expansión hacia el oeste y sur del conurbano bonaerense, con picos que se concentran en algunos puntos de la Capital Federal, sobre todo en algunos modelos específicos: “En lo que respecta a las flotas comerciales, hay dos tipos de robos, al boleo y premeditado. En este momento lo que estamos viendo es un mayor aumento del robo al boleo, quizás por la crisis. Se trata de robos casuales que tienen que ver con distracciones o con aprovechar una oportunidad. El robo con inteligencia previa, en cambio, es razonablemente alto pero se mantiene igual, porque de alguna manera las bandas organizadas son más o menos las mismas. La tarea más compleja es identificarlas. Tienen muy buena logística y mucha tecnología”.

Un uso intensivo de la tecnología

Para hacer frente a este flagelo, las empresas que brindan servicios en este ámbito deben apelar en forma intensiva a la tecnología.

Como señaló Pita González, las bandas organizadas, por ejemplo, poseen tecnologías para bloquear las señales que emiten los dispositivos instalados en los vehículos de gran porte a fin de localizarlos en caso de robo. Por lo tanto, en la actualidad, están haciendo énfasis en el diseño de equipos que puedan responder a los inhibidores que utilizan los delincuentes.

El ejecutivo señaló, por otra parte, que durante los últimos años se han enfocado en el desarrollo de diferentes soluciones para prevenir el robo de transporte de mercadería:
“Siempre buscamos preservar la integridad física de los conductores y vamos haciendo diferentes incorporaciones a nuestra tecnología de base con el objetivo de ofrecer servicios con valor agregado. El cliente percibe mayores beneficios cuando podemos ofrecer una gran gama de servicios basados en el mismo dispositivo”.

En este sentido, Pita González señaló que uno de los productos más demandados es el dispositivo portátil, que les da una gran flexibilidad a sus usuarios, porque les permite cambiarlo de activo según la necesidad: “Es un producto que el mercado ha recibido muy bien en los últimos dos años. Tiene una batería de larga duración y nos permite hacer el seguimiento tanto de mercadería como de automóviles, camiones y maquinaria. No requiere la realización de ninguna instalación física del dispositivo”.

Por su parte, Grajales destacó que en su empresa tienen “rastreadores que trabajan con datos y permiten enviar información sobre la ubicación del vehículo, la velocidad y otras cuestiones compactadas en un paquete de datos. También ofrecemos el equipo tradicional de radio frecuencia, un dispositivo de radio que se activa y reporta información a través de diferentes antenas que tenemos ubicadas en la ruta y a las que mandamos señales de activación permanentes a través de un software”.

El directivo enfatizó la importancia de trabajar con organizaciones de transportistas para mitigar el uso de inhibidores y estimular la utilización de sistemas de radiofrecuencia. También destacó la necesidad de emprender acciones conjuntas entre compañías del sector.

Para ilustrar la importancia de esto, Grajales puntualizó que “antes, cualquier persona podía comprar un inhibidor de señal celular por Internet. Nosotros nos reunimos junto a LoJack y le planteamos a Mercado Libre la necesidad de reprimir la venta de estos dispositivos. Ahora, al menos en la Argentina, ya no se consiguen por Internet”.

El ejecutivo agregó que en su compañía están trabajando para migrar todo a GPS y aprovechar la versatilidad que permite el 4G LTE, como la capacidad de soportar video: “Fuera de los productos que necesitan de telefonía celular, están los modem de comunicación satelital, que se conectan a un satélite, no puede ser inhibidos y permiten hacer un monitoreo vía Internet. Esta herramienta puede ser utilizada para el seguimiento de barcos y embarcaciones”.

A su vez, Mysler indicó que en su entidad se proponen combinar las tecnologías de radiofrecuencia con las funcionalidades que ofrecen los GPS. Estos son “una tecnología muy precisa y sofisticada que permite realizar muchas acciones y la radiofrecuencia es un poco más rudimentaria pero más inmune a todo lo que es la interferencia. Una tiene mucha más defensa y la otra más herramientas. Por eso, complementamos ambas. En un robo premeditado es muy común que usen un inhibidor para cortar la señal que transmiten los GPS. No obstante, se utilizan porque permiten tomar acciones cuando se detecta que un auto intenta ser robado, como detener el motor o encender luces y sirenas para que el ladrón desista. De este modo, trabajamos desde la disuasión. También lo utilizamos como señuelo en la mercadería. Si el camión y la carga se separan, tenemos la forma de saber que algo no está bien”.

No hay todavía una puesta en marcha, pero veo una preocupación importante en tratar de cuidar un poco más el tema seguridad. Sería importante que desde el Gobierno se propiciara una mayor interacción entre los diferentes actores del mercado y generar un ámbito de discusión sobre estos temas.” (Pita González)

Un vínculo estrecho con las compañías de seguros

Entre los clientes de las empresas de rastreo satelital, ocupan un rol protagónico las compañías de seguros.

Como indicó Mysler, estas empresas son las que más exigen soluciones para la recuperación vehicular porque se trata de tecnologías que son autónomas, fáciles de medir y dan resultados en el corto plazo.

Grajales puntualizó que las compañías de seguros demandan GPS con botones antipánico para poder monitorear los movimientos y recuperar el vehículo en caso de robo y prevenir fraudes: “A su vez, en autos de baja gama, con el sistema de radiofrecuencia, algunas compañías tienen una efectividad de hasta el 92% en su cartera”.

El ejecutivo añadió que también trabajan con “empresas transportistas, que buscan controlar su flota y a los conductores y proteger la carga transportada. En estos casos, nuestra empresa puede ofrecer un monitoreo punto a punto de la unidad móvil”.

En los delitos premeditados hay mucha inteligencia previa: hay un entregador, información que se filtra, etc. Es por eso que debe trabajarse en forma mancomunada con los proveedores de tecnología, con las compañías de seguros y con las fuerzas públicas de seguridad, que son quienes tienen que combatir el delito.” (Mysler)

 Soluciones de videovigilancia

Otra herramienta de uso extendido para combatir el delito son las cámaras de seguridad, utilizadas principalmente por las entidades bancarias.

Jimena Genetti, business developement manager en Global System Integrators Sudamérica de Axis, puntualizó que “dentro de lo que es el mundo del video tenemos productos para diferentes locaciones. En lo que es banca tenemos soluciones para cajeros, data center y sala de espera en sucursales. Pero también ofrecemos productos para el transporte de caudales”.

La ejecutiva detalló que “dentro de lo que son cajeros, ofrecemos cámaras que son modulares, que tienen un lente que va oculto detrás del cajero y la base de la cámara, su unidad de procesamiento, está escondida dentro del cajero. Esto permite visualizar a las personas que vienen de frente al cajero y hacer una grabación. Tiene algunas medidas de seguridad como, por ejemplo, alarmas si una persona tapa la cámara o si una persona quiere encandilar la cámara con la luz del celular, tiene una tecnología que le permite ver aún con esa contraluz que le están dando. Esa tecnología es específica para cajeros electrónicos. Además, permite grabar sobre la misma cámara. Esto es importante por el tema de la conectividad. A veces los cajeros están en sitios remotos donde no hay una buena conexión o la conexión no es constante. De este modo, se hace la grabación sobre la cámara y las descargas de esos videos son por la noche, donde no hay tanta demanda de ancho de banda”.

Genetti resaltó que la tecnología que ofrecen también puede ser utilizada para evitar salideras bancarias: “Mediante un aplicación que se instala junto a la cámara, se puede detectar la permanencia prolongada de un vehículo o una persona en la puerta de la sucursal y tomar alguna acción preventiva”.

A su vez, en lo que refiere a la seguridad de los camiones de caudales, la directiva indicó que “instalamos cámaras que están preparadas para trabajar con vibraciones, movimiento, golpes y demás situaciones que pueden darse en un vehículo. Además, tenemos cámaras que son modulares: se conecta un lente oculto en el interior del vehículo y la caja con la información se esconde en un lugar separado”.

Antes, cualquier persona podía comprar un inhibidor de señal celular por Internet. Nosotros nos reunimos junto a LoJack y le planteamos a Mercado Libre la necesidad de reprimir la venta de estos dispositivos. Ahora, al menos en la Argentina, ya no se consiguen por Internet.” (Grajales)

Políticas para mejorar la seguridad

Mauricio Macri llegó a la presidencia poniendo a lo largo de la campaña electoral un énfasis especial en la lucha contra la inseguridad y ha generado importantes expectativas en la sociedad de que habrá un avance en la materia.

Pita González sostuvo que, por el momento, percibe un cambio desde lo discursivo, a nivel político: “No hay todavía una puesta en marcha, pero veo una preocupación importante en tratar de cuidar un poco más el tema seguridad. Sería importante que desde el Gobierno se propiciara una mayor interacción entre los diferentes actores del mercado y generar un ámbito de discusión sobre estos temas”.

Para el especialista, lo primero es brindar información clara y crear conciencia a la hora de combatir el delito: “Las personas no somos conscientes de que un dispositivo puede ayudar a recuperar un vehículo y solamente lo usamos si la compañía de seguros lo exige. Es muy difícil luchar contra eso. Por eso, nos enfocamos en el mercado corporativo. En este caso, el robo de un camión puede generar un parate en la producción de hasta tres meses y producir pérdidas económicas a veces más altas que el vehículo perdido”.

Mysler coincidió en que todavía no ha habido grandes cambios y destacó que sería importante que se discutiera la posibilidad de sancionar leyes vinculadas a la tecnología telemática para la prevención del delito y generar un mayor conciencia del daño que este flagelo causa a la economía y a la sociedad.

Por otra parte, señaló que “las compañías de seguros muchas veces delegan el tema de la seguridad a los analistas de riesgo, que tienen muchas herramientas pero no ven al delito como un todo, ven el problema parcialmente. En los delitos premeditados hay mucha inteligencia previa: hay un entregador, información que se filtra, etc. Es por eso que debe trabajarse en forma mancomunada con los proveedores de tecnología, con las compañías de seguros y con las fuerzas públicas de seguridad, que son quienes tienen que combatir el delito”.

“Nosotros desde hace tiempo venimos trabajando en la prevención y es donde invertimos a nivel mundial. Si bien el robo es importante, muchas veces el daño que se genera como resultado de choques y accidentes es mucho mayor. Se ha trabajado muy poco en la prevención y mucho más en la cura. Ahora estamos trabajando en generar conciencia sobre cuántos accidentes de vehículos podríamos evitar conduciendo de una manera más segura, controlando y educando a los choferes, en lugar de solamente previniendo el robo, y estamos aportando mucha tecnología al servicio de la prevención de accidentes y la disminución de los mismos”, enfatizó Mysler.

Por su parte, Grajales se refirió a la importancia de dotar a las fuerzas y organizaciones dedicadas a combatir el delito de recursos tecnológicos y software: “Y que el cliente tenga conocimientos sobre cómo funciona el delito y reciba asesoramiento por parte de quienes nos dedicamos a esto también es un tema importante”, agregó.

Genetti opinó que todavía existen muchas oportunidades para mejorar la seguridad: “Como primera medida, los bancos tendrían que invertir en el reemplazo de la tecnología analógica por la digital, ya que esta última permite realizar monitoreos en tiempo real. El video IP permitiría conectar todas las cámaras a una central de monitoreo y, desde allí, chequear en tiempo real qué es lo que está sucediendo en el lugar. Esto, además, permite generar videos en alta definición. Trabajamos mucho en la calidad del video y, a través de nuestra red de partners, brindamos entrenamiento y capacitación a los profesionales que trabajan con nosotros para poder ubicar las cámaras en lugares críticos”.

La especialista destacó, además, que desde la empresa “trabajamos con los gobiernos y las municipalidades, donde hemos instalado diferentes soluciones. En la Ciudad de Buenos Aires, por ejemplo, hemos colaborado no sólo con la seguridad ciudadana sino también con la seguridad en autopistas”.

Share Button