Temporada alta para seguros de viajes

Temporada alta para seguros de viajes

Las compañías que ofrecen coberturas para turistas adaptaron sus ofertas de cara a un verano distinto debido a la pandemia.

En el pasado, los seguros de viaje eran un requisito indispensable en temporada de vacaciones al exterior. Hoy, en cambio, no hace falta trasladarse a sitios lejanos para contratar uno: ahora, algunas provincias argentinas los exigen para entrar y son necesarios, incluso, hasta para alquilar una casa en un country o en la Costa Atlántica.

Después de un arranque de 2020 con una caída de las ventas y el cese del turismo, debido al cierre de las fronteras a raíz del brote del coronavirus, la demanda explotó por la mayor conciencia sobre la enfermedad. Es un contexto en el que resulta fundamental la atención médica que debe recibir el turista en caso de contraer el virus en el destino.

De cara a un verano distinto, donde la mayoría de los argentinos optaron por veranear dentro del país, la industria adaptó su oferta, con foco en el mercado de cabotaje. En el escenario de la pospandemia, se espera que, una vez que cesen las restricciones, los viajes nacionales cobren aún más relevancia, de la mano de la recuperación del sector.

Con una emergencia sanitaria de por medio y todavía sin la disponibilidad masiva de una vacuna, las compañías idearon propuestas que incluyen prestaciones ante un posible contagio de COVID-19.

Además, disponen de coberturas por gastos de cancelación o interrupción de viaje, estadía de hotel por convalecencia o cuarentena. También ofrecen traslado y alojamiento de familiar, y penalidad de reprogramación de vuelo, entre otras opciones.

Universal Assistance lanzó al mercado nuevos productos adaptados a esta situación, pero también brinda cobertura médica ante casos de COVID positivos en todos sus seguros, un compromiso que asumió la empresa meses atrás, sin costos extra para el cliente.

El auge de la videoconsulta

Una de las herramientas que se afianzaron durante la cuarentena de 2020 fue la videoconsulta médica. Diego Barón, chief marketing officer (CMO) de Universal Assistance, comentó: “Sumamos videollamadas con profesionales médicos, herramienta que consideramos fundamental en este momento, donde los centros de salud son un foco de contagio”.

La empresa realizó una encuesta para conocer la percepción de la sociedad: un 88% considera a la asistencia al viajero un aspecto esencial a la hora de vacacionar. “Los usuarios son más exigentes y responsables. Trabajamos para concientizar sobre la magnitud de los costos que puede significar una urgencia médica, porque impactan directamente en el bienestar y el bolsillo. Hoy no es suficiente viajar con una cobertura, sino averiguar cuál es la que mejor se adapta a la necesidad en función del destino y la cantidad de días”, explicó Barón.

Por su parte, Europ Assistance sumó la cobertura de COVID-19 en todos sus seguros, incluso los que ofrece a nivel nacional. “Comprende asistencia, tratamiento del virus como cualquier otra enfermedad y anulación del viaje. La decisión se basa en un doble objetivo: ayudar a la reactivación del sector y proporcionar tranquilidad a los viajeros”, sostuvo Fernando Pérez, director de Travel de la compañía.

Asimismo, teniendo en cuenta que las escapadas serán el formato que primará, al menos durante los primeros meses de la “nueva normalidad”, en los que muchos temerosos no querrán subirse a aviones o micros de larga distancia, las empresas de asistencia al viajero ya ofrecen coberturas pensadas para unos pocos días.

“Hay un nuevo nicho de oportunidades en el miniturismo entre provincias que permite ampliar las posibilidades en una búsqueda exploratoria de cómo reacciona la demanda en esta coyuntura”, comentó Fernando Sena, Marketing & Communications manager de Assist Card.

Share Button