Trabajamos diariamente para mejorar el prestigio

Mercantil Andina – Pedro Mirante vicepresidente y gerente general

ANDINA-PEDRO-01

Nuestra misión es ser la compañía de seguros elegida por la gente y nuestros valores son integridad, relaciones de largo plazo, cumplir con los clientes, la vocación de liderazgo y la innovación.

 

Entendemos la construcción del prestigio como un trabajo continuo con nuestros recursos humanos a través de la capacitación, con el contacto permanente con asegurados y productores, cumpliendo con nuestros compromisos y construyendo relaciones de largo plazo. Desde las 42 oficinas distribuidas en el interior del país, trabajamos para adaptarnos a la cultura de cada lugar y establecer vínculos estrechos con la comunidad.

Estamos convencidos de que vamos por el camino correcto y que los asegurados tienen una buena percepción de nuestra compañía. Percepción que fue ganada a fuerza de ser ordenados, de tener conductas parejas, ética corporativa y políticas continuas.

Por supuesto que siempre existen cosas para mejorar, sobre todo considerando que los clientes son cada vez más exigentes en cuanto a la información y el asesoramiento.

Con las nuevas tecnologías ha cambiado el paradigma: antes decíamos que eran buenas, después comenzaron a controlarnos nuestros pares y hoy los usuarios pueden expresar su descontento a través de las redes sociales y eso nos deja muy expuestos.

Otro punto fundamental es entender la construcción del prestigio como un espacio en el que todas las áreas participan, con lo cual hay que lograr una sinergia en la que todas confluyan.

En esta búsqueda, las cámaras que nos nuclean y la Superintendencia de Seguros de la Nación, tienen un rol muy importante para ayudarnos a cumplir con los factores externos e internos. Factores que nos exigen ser compañías cada vez más prestigiosas. Con la implementación de políticas como la instalación del Departamento de Orientación al Asegurado (DOA) o la Ley de Defensa del Consumidor.

En cuanto al mercado en general, ha cambiado mucho en los últimos años y el cliente hoy en día esta satisfecho con la atención recibida cuando tiene un siniestro.

Una falta que todos debemos atender es la necesidad de trabajar para difundir la variedad de coberturas que las compañías ofrecemos más allá de los seguros obligatorios, sobre todo las pólizas de vida que tienen un desarrollo muy bajo en nuestro país.

En esta línea, confiamos en que la nueva gestión continuará la labor emprendida por la anterior Superintendencia y seguirá trabajando para difundir el seguro en las escuelas y en la sociedad, ese es un gran desafío.

En términos económicos, en una economía que funciona bien, el seguro crece porque hay demanda y, si el prestigio de las compañías aumenta, aumenta el volumen de negocios.

Share Button