Emiliano Porciani

Tribus de productos con códigos independientes

Emiliano Porciani
Gerente de Segmentos Minorista de Banco Galicia

La nueva realidad nos encontró fuertes desde lo cultural y lo organizacional, con una evolución tecnológica que pudo dar respuestas a las necesidades del contexto.
Durante el 2020 implementamos más de 800 regulaciones e innovamos con digitalización. Acompañamos a los más de dos millones de clientes del banco a través de sus plataformas digitales y de sus canales asistidos.
Nos adaptamos rápidamente al escenario, en el que, de un día para el otro, más del 80% de los colaboradores estábamos trabajando desde nuestras casas y los usuarios necesitaban continuar con sus transacciones habituales. Eso provocó un aumento significativo en el uso de nuestros servicios, que se mantuvieron activos en una situación de estrés para todo el sistema.

Crecimiento de los accesos

Nuestra aplicación pasó de tener 36 millones de accesos a 50 millones en tan sólo dos meses. El crecimiento estuvo apalancado, principalmente, en la necesidad de efectuar pagos remotos. Esto se manifestó, inicialmente, a través del aumento de las trasferencias, que incrementaron un 60% comparado al volumen de operaciones en el mes previo al confinamiento, y se intensificaron hasta alcanzar una suba del 150% con respecto a la prepandemia.
La digitalización se aceleró varios años. Hoy, nos centramos en continuar mejorando diversos procesos para hacer más simple la experiencia en la configuración y el uso de nuestros servicios, ya que competimos con empresas de base tecnológica que ofrecen soluciones fáciles de utilizar.
Para eso, hicimos un gran cambio organizacional. Definimos “tribus de producto” como si fueran fintechs internas, con la autonomía para diseñar y desarrollar código de forma independiente y con la agilidad necesaria para dar una rápida respuesta al cliente.
Asimismo, en un mercado financiero tan atomizado como lo es el argentino, se requieren soluciones sistémicas para ofrecer mejores servicios. El lanzamiento más reciente de MODO, de alguna forma, cruza a toda la industria, ya que la mayoría de los bancos se sumaron a la iniciativa.
Esta solución de pagos toma datos de las cuentas y de las tarjetas de nuestros clientes. Nosotros tomamos los servicios de esta plataforma en nuestra app para transferir dinero a través de la agenda de contactos o pagar en un comercio de forma sencilla. El objetivo es acompañar a las personas en su día a día.

Aceleración de pagos digitales

Durante este año y principios del que viene, se verá una aceleración en el desarrollo de soluciones relacionadas a pagos digitales de persona a persona y de persona a comercio. La tendencia está evolucionando rápidamente y la adopción depende de soluciones interoperables.
Creemos que cada vez más nos encontraremos con un sistema financiero que trabajará en conjunto, y se integrará con terceros para brindar servicios en los que nosotros tenemos la expertise, el capital, los modelos de riesgo y la operación; y los terceros, la interacción con los clientes en sus plataformas y la necesidad de ampliar su oferta. La otra cara de la moneda es integrar servicios de terceros en nuestras propias plataformas.

Ver entrevista original aquí