Sebastian Anselmi

Un baño de realidad

Sebastián Anselmi
CEO y cofundador de Leverbox

Leverbox es una insurtech que se propone cambiar la forma en la que los usuarios se conectan con las aseguradoras: ayudamos a las compañías de seguros a mejorar la atención de sus clientes a través de la implementación de herramientas digitales que garantizan una experiencia optimizada.
Nuestros ejes de trabajo son la interconexión y la automatización. Basándose en estos puntos, la adaptación de la empresa a los cambios de este desafiante contexto se dio de forma natural. La coyuntura ayudó a que las aseguradoras tomen la decisión de digitalizar sus procesos. Así fue que encontraron en nosotros un aliado. Confiaron y nos permitieron validar nuestras ideas con rápidas implementaciones.
En este sentido, la pandemia fue un baño de realidad. Antes se hablaba mucho de tecnología y se incorporaba poco. Ahora hay una mayor aceptación de que es necesaria su aplicación. Se inició un camino de desarrollo que no se frenará, aunque aún falta.
El gran desafío en 2020 fue mantener operativo al equipo con una estructura eficiente en una coyuntura de trabajo virtual, pero se logró un buen desempeño general.

Tiempo para pensar

Por otra parte, aprovechamos la baja fuerte en la siniestralidad. Esto generó que las compañías de seguros tengan una caída en su carga operativa, lo que les dio tiempo para desarrollar, puertas adentro, nuevas tecnologías. En este escenario, pudimos anexar verticales, además del segmento de vehículos.
Nuestra oferta está basada en una plataforma que opera como un claims management software (smartclaims). Permite que las compañías de seguros puedan digitalizar el 100% de los siniestros, dándoles herramientas de autogestión a sus asegurados e interconectando en tiempo real a todos los actores que intervienen en la cadena de resolución.
Los procesos se automatizan de punta a punta con beneficios: el tercero cuenta con un canal directo de contacto y asistencia online 24/7, el reclamo puede iniciarse sin demoras, se tiene información constante y al cerrarse el caso queda almacenado en un expediente virtual.
Continuaremos trabajando fuertemente en contar con la mejor infraestructura tecnológica posible, sumando inteligencia artificial (IA) para el reconocimiento de imágenes de siniestros. Recientemente realizamos la presentación de Boxi, nuestro asistente virtual experto en siniestros, que ayuda a los asegurados y a los proveedores a dar respuesta a los reclamos.

Minimizar el fraude

Para lo que resta de 2021 estamos trabajando especialmente en el desarrollo de productos para otras coberturas, como accidentes personales, vida y property. Además, estamos próximos a lanzar un servicio de pre-risk, inspecciones previas de forma digital, autogestionables y con una matriz que precisa un porcentaje de asegurabilidad. Ante un siniestro, esto permite acceder a la historia del bien siniestrado, de forma tal que podamos minimizar el fraude.
En resumen, estaremos incorporando a nuestra propuesta de valor soluciones de gestión para no sólo ofrecer una muy buena tecnología, sino también dar soporte cuando un siniestro requiera la intervención humana.
Nuestra estrategia radica en seguir creando soluciones para el mercado de seguros que puedan ser fácilmente adaptadas en América Latina. En nuestra planificación anual, 2020 iba a ser el año en el que pondríamos el foco en la expansión de la compañía por fuera de la Argentina. Lamentablemente, la pandemia demoró un año la puesta en marcha de este proyecto, aunque aprovechamos el tiempo para seguir creando soluciones.