Valoramos mucho la decisión de posibilitar la apertura de sucursales

Nerio Peitiado, gerente general de Banco Supervielle.

Nerio Peitado-01

Este escenario macroeconómico permitirá la consolidación del sector financiero. En ese sentido, la apuesta de salir a la bolsa es una apuesta al crecimiento. Creemos que están dadas las condiciones para crecer en forma orgánica.

 

En este primer año del gobierno de Mauricio Macri se vieron una cantidad de medidas y una determinación en la lucha contra la inflación que resultan destacables. Nosotros compartimos la visión de usar la política monetaria para frenar la escalada de precios, dado que no era realista bajar el déficit fiscal en la medida en la que se lo necesitaba este año. Argentina es como un enfermo que, si toma una medicación para algo, se perjudica en otra cosa. Entonces, tiene que tomar la medicación que puede tomar.

Lamentablemente, este gobierno asumió sin una sensación en la población de que hay una crisis económica y que, por lo tanto, no está dispuesta a tomar ciertas medidas. Lo cierto es que no podemos vivir gastando un 7% más de lo que ganamos, de la misma manera que una familia no lo puede hacer. A lo mejor al Gobierno le faltó convicción en la comunicación.

En relación al sistema financiero, valoramos mucho la decisión del Banco Central de posibilitar la apertura de sucursales. Ahora sí podemos atender a empresarios pymes en puntos del país donde no hay otro banco, en los mismos centros donde hoy atendemos a los jubilados. Celebramos, además, las instancias de diálogo que tenemos con las autoridades de la entidad, tanto en las cosas que nos gustan como en aquellas en las que no estamos de acuerdo.

Respecto a nuestra institución, hace cinco años que estamos preparados para salir a la bolsa y este año finalmente pudimos hacerlo en Wall Street, trayendo 243 millones de dólares al país. Y esto fue nada más ni nada menos que quince días después de que Argentina resolvió el conflicto con los holdouts. Nosotros habíamos intentado hace cuatro años pero no habíamos encontrado la oportunidad en el mercado de capitales. Volvimos a intentarlo a principio de 2016 pero hubo un problema con China y decidimos esperar y, finalmente, lo concretamos en mayo. Fuimos la primera OPI (oferta pública inicial de acciones) de una empresa no estadounidense en la bolsa de Nueva York.

Entre los proyectos que tenemos, estamos lanzando nuestra aplicación de cheques, que creemos que va a ser una de las mejores del mercado. Estamos desarrollando las herramientas para hacer onboarding digital, para que el cliente pueda desde abrir una cuenta hasta pedir un préstamo sin necesidad de acercarse a una sucursal. Estamos trabajando muy fuerte para mejorar las experiencias electrónicas de las empresas.

Vislumbramos un buen año en 2017. Creemos que el Banco Central va a estar cerca de conseguir su meta de inflación y estamos viendo una recuperación de la actividad económica por encima del 3,5% y una recuperación del nivel de empleo. Este escenario macroeconómico permitirá la consolidación del sector financiero. En ese sentido, la apuesta de salir a la bolsa es una apuesta al crecimiento. Creemos que están dadas las condiciones para crecer en forma orgánica.

Share Button