Zurich

Patricia Pacheco, gerente de Responsabilidad Corporativa.

“La responsabilidad corporativa es parte de nuestra cultura. Nuestro compromiso es crear valor sostenible para nuestros clientes, nuestra gente, los accionistas y la comunidad en la que vivimos y trabajamos”, señaló Pacheco.

Con esta visión, el foco de las acciones de responsabilidad corporativa de la compañía está puesto en la educación, la protección del medio ambiente y el apoyo comunitario.

La empresa implementa algunas de sus iniciativas en este ámbito a través de su programa de voluntariado corporativo, VoluntarioZ, un espacio que canaliza el espíritu solidario de sus empleados. “Con el apoyo de la compañía en recursos económicos y alianzas y el tiempo y el talento que los empleados destinan para contribuir con la comunidad, se potencia el impacto positivo”, destacó la ejecutiva.

El programa de voluntariado está dividido en cinco áreas: la primera es AmbienteZ, focalizada en concientizar sobre la importancia del cuidado del medioambiente. También está AulaZ, que fomenta la cultura del estudio y el trabajo y brinda herramientas para la inserción laboral. Por su parte, CuadrillaZ contribuye con hogares, escuelas e instituciones que necesiten refacciones y construye junto a Techo. En tanto, D.A.R (Dar + Acompañar + Recuperar) abarca diversas acciones orientadas a brindar ayuda a quienes más lo necesitan, a través de campañas periódicas y ad hoc, por ejemplo, ante las inundaciones. Finalmente, a través de Teatro Abierto Zurich los voluntarios reciben formación actoral, organizan funciones solidarias a beneficio de distintas instituciones y visitan hogares o instituciones. “Asimismo, invitamos a los productores asesores de seguros independientes que integran nuestra red comercial a participar de las diversas campañas solidarias que se realizan durante el año”, agregó Pacheco.

En la compañía están convencidos de que la educación “es un pilar fundamental para el desarrollo de nuestro país en el largo plazo”. En este sentido, llevan adelante el Premio Clarín-Zurich a la Educación, creado junto con Fundación Noble y Grupo Clarín. Su objetivo es mejorar la calidad de la educación y la igualdad de oportunidades para todos los estudiantes del país, reconociendo proyectos pedagógicos innovadores que hagan un aporte a los principales desafíos que plantea la educación.

La aseguradora también desarrolla sus acciones de RSE en conjunto con organizaciones del tercer sector. Por ejemplo, el programa Protectores de Tesoros, ganador del tercer premio en el certamen Conciencia 2016, es un trabajo articulado con Asociación Conciencia y la productora Foro 21. El objetivo de esta actividad es generar conciencia sobre la importancia de la prevención y protección en niños de edad escolar y pensar en el cuidado del planeta.

“El trabajo articulado entre los diferentes actores es fundamental para el logro de los objetivos planteados y su desarrollo exitoso y sostenido a lo largo de los años”, puntualizó Pacheco. En ese sentido, en la empresa entienden que “es valioso trabajar en conjunto con organizaciones de la sociedad civil especializadas”, con quienes generan vínculos de largo plazo. También es clave el apoyo de la alta dirección.

“Estamos orgullosos del entusiasmo que se contagia y la vivencia especial de los participantes, la cual trasciende lo corporativo y los consolida como agentes de cambio para continuar trabajando en pos del bienestar de su comunidad, además de generarse engagement y sentido y orgullo de pertenencia”, enfatizó la ejecutiva.

Share Button